Receta Fácil de Jugosísimo Solomillo de Pavo al Horno

Receta Fácil de Jugosísimo Solomillo de Pavo al Horno

Vamos con esta este Jugosísimo Solomillo de Pavo al Horno a ver qué os parece. Desde luego que más sencilla no puede ser esta receta. Da igual que no tengamos ni idea de cocinar, que nos sale seguro. Y si sois cocinillas, pues estupendo también, eso que os llevais, pero ya os digo que esta receta os va a quedar bien sí o sí.

Una receta deliciosa y sabrosa que tendremos preparada en nada de tiempo y es perfecta para toda la familia o como segundo plato cuando tenemos gente en casa.

Podemos poner la tortilla rellena que os puse en el blog, a taquitos y recién gratinada, algo fácil estilo crudité de verduras con hummus (que hay de varios tipos ya) o con cremas de queso, piruletas de parmesano, que ya os contaré lo sencillas que son, patés, o incluso un buen jamón y un buen queso y que se quite lo demás,… Y de plato principal, este Solomillo de Pavo que podéis dejar preparado a falta de calentar cuando vayamos a servirlo.

Ya veréis qué receta tan sencilla.

Ingredientes para este Solomillo de Pavo al Horno

  • 1 pieza de solomillo de pavo**
  • Vino Blanco, Cava, Brandy o Cerveza, lo que tengamos en casa.
  • Una pastilla estilo Avecrem (opcional)
  • La guarnición que vayamos a ponerle, en este caso patatas pequeñas ***

Preparación de este Jugosísimo Solomillo de Pavo al Horno

  1. En la fuente del horno donde vayamos a cocinar poner un chorrito de aceite de oliva o papel vegetal.
  2. Colocar en la bandeja o fuente de horno el solomillo o los solomillos de pavo.
  3. Añadir un chorrito de vino, cava, cerveza,… yo suelo poner vino blanco.
  4. Añadir a la fuente una pastilla de caldo de ave o de ternera.
  5. Precalentarl el horno a 220º
  6. Introducir la fuente con el solomillo en el horno a unos 200º
  7. Dejamos aproximadamente unos 30 ó 45 minutos (dependerá de cada horno)
  • Si hacemos el solomillo a la pimienta, como hice yo en esta ocasión, mientras se hace el pavo en el horno hacemos la salsa (os cuento a continuación cómo prepararla). Ponemos la salsa una vez preparada en una olla o cazuela donde luego podamos poner los solomillos que hayamos cocinado y cubrir con la salsa. Cuando lleguen los invitados, o vayamos a comerlo,. calentamos la cazuela a fuego lento después de dejar que hierva unos 30 segundos más o menos, añadiendo un chorrito de leche y removiendo para que la salsa quede uniforme otra vez.

Preparación de la Salsa a la Pimienta

La salsa es la misma que pongo si hago pechugas de pavo o pollo a la pimienta, es muy fácil de preparar. Típica salsa que queda tan buena, que como dice mi marido, no hace falta ni que acompañe al pollo, es suficiente con una buena barra grande de pan, ¡jajaja!, así que imaginad lo buena que está.

Lleva nata para cocinar (grande o pequeña según comensales y piezas de solomillo que hagamos), Brandy, una pastilla estilo Avecrem de ternera o pollo y pimienta negra molida.

  1. En primer lugar, espolvoreámos en una sartén caliente (sin que salga humo aún) la pastilla de caldo de carne, y cuando la removamos un poco en la sartén, echamos el chorro de Brandy.
  2. Dejamos que se evapore el Brandy, importante y añadimos la nata líquida.
  3. Removemos bien a fuego lento y añadimos la pimienta en polvo (aún mejor si es de esas con molinillo para molerla en el momento).
  4. Ponerla en una salsera para que cada uno se sirva a su gusto o poner directamente en un lado del plato o encima de la carne.

Veréis qué buena. Y por cierto, esta misma salsa la podéis hacer de hongos (en lugar de la pimienta le añadimos unas setas o champiñones previamente hechos súper trituraditos, y queda igualmente buenísima),

A tener en cuenta…

(**) Depende de los que seamos y de si es plato único o si es de segundo después de entrantes. En mi caso, suelo comprar estas piezas de solomillo de pavo en Mercadona, que vienen en pack de dos, aunque creo que ya las venden también congeladas individuales, o en Supercor. Son perfectas para tener en el congelador y sacarlas cuando las necesitemos. También podemos hacerlas simplemente con aceite de oliva o un sofrito de ajos o incluso dándole unas pinceladas de mostaza y miel, y al horno.
(***) En este caso la guarnición eran unas patatas tipo parisinas, pero podemos hacerlo con las patatas que más nos guste, como patatas al horno, o incluir en el horno, en la misma bandeja donde hagamos el pavo unas patatas a rodajas, manzana tipo Golden y cebolla cortada muy finita (es la guarnición que suelo poner en casa para los 4).

Una receta sencilla que espero hagáis mucho en casa y que os guste. Ya me contaréis qué tal.

Y recordad… si os ha gustado comentarme por aquí, me hará mucha ilusión saber que me leéis y aún más ilusión si además compartir. ¡Gracias y un fuerte abrazo de antemano!

Galissea

 

The following two tabs change content below.
Galissea o Beatriz Abellán. Entusiasta con lo que me gusta y apasionada de la comunicación y de las marcas, como Licenciada en Publicidad y Comunicación que soy. Podéis seguirme en mi Perfil Personal Madre de dos niñas, Alejandra y María, el motor de mi vida, junto a mis amigos de verdad. Enamorada de la música, banda sonora que me acompaña cada día, del teatro y de la lectura. Adoro la decoración, la moda, la gastronomía, las novedades y tendencias, las revistas, la radio y descubrir tiendas y sitios con encanto, así como Instagram, mi red social favorita por excelencia, donde día tras día descubro nuevas empresas y perfiles interesantes y un montón de gente maravillosa.

4 Comments

    • ¡¡Muchas gracias Nohemi!! Espero que te guste mucho esta receta de Solomillo de Pavo y ya verás qué rica la salsa a la pimienta, si te animas también!!
      Un besazo y mil gracias por estar ahí!!
      Bea

    • ¡¡Genial Mar!!, la verdad es que es un solomillo bastante socorrido (yo lo hago mucho con cebolla y manzana) y con especias que uno le puede ir poniendo al gusto, pero la salsa es otra historia, buenísima y fácil. Yo la hacía mucho para pechugas o solomillitos de pollo o pavo que se hace rápido en sartén a la plancha y encima lleva esta salsa. Ni se sabe los años que llevo haciéndola… creo que acababa de empezar con mi marido y llevamos juntos 20 años… la podemos bautizar como salsa a la antigua, ¡jajaja!
      ¡Un abrazo y gracias por comentar!
      Beatriz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.